Qué podría cambiar

Previous Next

Estas son algunas de las cosas que podrían cambiar:

  • Es probable que uno de tus padres ya no viva contigo. En general uno de los padres se irá de la casa y encontrará otro lugar para vivir.
     
  • Es probable que pases parte del tiempo con uno de tus padres y después con el otro. Tal vez pases la misma cantidad de tiempo con cada padre, o pases más tiempo con un padre que con el otro.
     
  • Dependiendo del arreglo de custodia y horario de crianza, podrías tener dos casas, y pasar parte del tiempo con uno de tus padres y otra parte con el otro. O tal vez vivirás con uno de tus padres y visitarás al otro.
     
  • (Ve Cómo lidiar con la situación en la sección Estrategias para ver algunos consejos sobre cómo vivir en dos casas y seguir conectado con el padre a quien no ves mucho.)
     
  • Tal vez te tengas que mudar de tu casa a una casa nueva. Eso puede significar un nuevo barrio y otra escuela.
     
  • Es posible que tus padres tengan menos dinero que antes, porque es más caro mantener dos casas. Tal vez no puedan comprarte tanta ropa nueva o comer afuera tanto como antes, por lo menos por un tiempo.
     
  • Te podrían pedir que ayudaras un poco más en tu casa que antes. Esto tal vez se deba simplemente a que hay un solo adulto para hacer el trabajo que antes hacían dos. O puede deberse a que uno de tus padres tiene que conseguir trabajo o trabajar más que antes para ganar más dinero. Si bien tú no te deberías hacer cargo de todas las tareas de tu hogar, deberías hacer tu parte.
     
  • Tu relación con los demás de la familia (tus abuelos, tíos, primos y otros) podría cambiar, ya sea  temporalmente o por mucho tiempo.

Q & A

Q:
Realmente creo que necesito un poco de ayuda para lidiar con esto. ¿A quién le puedo pedir ayuda?
A:

Hay mucha gente alrededor tuyo que te puede ayudar. Habla con tus padres, tu consejero escolar, tu médico de familia u otro adulto de confianza. Si ellos no te pueden aconsejar directamente, te proporcionarán remisiones a personas que sí podrán.. Y si no estás recibiendo la ayuda que necesitas, sigue pidiéndola hasta que la recibas.

Q:
Estoy muy enfadado y confundido sobre la separación de mis padres. ¿Eso es normal?
A:

La separación de tus padres puede llegar a ser la cosa más difícil con la que has tenido que lidiar. Así que es natural – y completamente normal – que experimentes algunas emociones intensas. Con el tiempo te sentirás mejor. Hay muchas cosas que te ayudarán a sentirte mejor, y hay personas que te pueden ayudar si lo necesitas.

Q:
¿Podré pasar tiempo con mis dos padres?
A:

En la gran mayoría de los casos, los hijos pueden pasar tiempo con ambos padres. Cuánto tiempo pasas con cada padre, y exactamente cómo va a funcionar la situación, dependerá de los arreglos de custodia y horario de crianza (visitación). Recuerda: Los padres se divorcian entre ellos, no se divorcian de sus hijos. Tus padres siguen siendo tus padres, y te seguirán amando.

Q:
¿Qué dirán mis amigos cuando se enteren de que mis padres se han separado?
A:

Muchos adolescentes se preocupan por darles la noticia a sus amigos. Algunos se sienten avergonzados sobre lo que está ocurriendo. Pero en estos días la separación y el divorcio son muy comunes. Esto quiere decir que muchas personas han pasado por este proceso, y la mayoría probablemente conozca a alguien que lo haya hecho. Tus buenos amigos se pondrán contentos de que les has dicho. Sabrán que tú sigues siendo tú, aunque tu familia esté cambiando.

Q:
Me siento culpable de la separación de mis padres. ¿Hice algo para causarla?
A:

Es muy común que los adolescentes crean que han sido la causa de la separación de sus padres. Pero tú no eres la razón por la que tus padres se están separando. Los padres se separan debido a problemas en su relación. ¡No es tu culpa