Seguir adelante con tu vida

Previous Next

El cambio forma parte de la vida de todos. ¡Pero no siempre es fácil acostumbrarse al cambio!

La separación y el divorcio de tus padres producirá muchos cambios en tu vida. Algunos serán más fáciles de sobrellevar que otros.

Tal vez descubras que algunos cambios serán para lo mejor. Por ejemplo:

  • Si había mucho conflicto entre tus padres antes de que se separaron, puedes estar contento de que ya no hay más tensión ni peleas.
  • Es posible que puedas pasar más tiempo con uno o ambos padres que lo que hacías antes. Y los podrás conocer más y tener una mejor relación con cada uno de ellos.
  • Tus padres tal vez sean más felices ahora que ya no viven juntos. Quizás sea más divertido estar con ellos.

Es posible que tardes más en acostumbrarte a otros cambios. Pero con el tiempo te irás sintiendo mejor.

Ten paciencia. Toma tiempo acostumbrarse a los cambios grandes en tu vida.

Intenta tratarte bien a ti mismo. Toma tiempo para ti: ve a tus amigos, haz las cosas que te gustan, haz muchos ejercicios físicos, lee un libro, toca un instrumento. Esto no quiere decir que deberías escaparte de tus problemas o dejar de pasar tiempo en casa. Simplemente tómate un poco de tiempo para divertirte todos los días. Si te dedicas a ti mismo de esta manera, ¡resultará más fácil poder lidiar con lo que está pasando en tu familia y seguir adelante con tu vida!

(Para ver más consejos sobre cómo cuidarte a ti mismo, ve Cómo sentirse mejor.)

Q & A

Q:
¿Tengo que tomar partido, o elegir a un padre en vez del otro?
A:

No, no tienes que tomar partido. Tienes el derecho de amar y ser amado por ambos padres. Si te sientes presionado para tomar partido y te sientes atrapado en el medio de los problemas de tus padres, díselo. Ellos también pueden estar tan enfrascados en sus propios problemas que ni siquiera se den cuenta de lo que están haciendo, y cuando se percaten dejarán de hacerlo.

Q:
Si mis padres se divorcian, ¿a mí me va a pasar lo mismo?
A:

Muchos adolescentes cuyos padres se separan se sienten ansiosos sobre sus propias relaciones en el futuro. Pero solo porque tus padres se están separando, no quiere decir que a ti te ocurrirá lo mismo. Puedes aprender de sus errores. ¡Lo que pase en tus relaciones dependerá de ti, no de tus padres!

Q:
¿Quién decidirá con quién voy a vivir? ¿Se tendrá en cuenta mi opinión?
A:

En algunos casos, tus padres tomarán entre ellos las decisones sobre con quién vivirás y cómo funcionará la situación. Si no pueden decidir por sí mismos, quizás vayan a ver a un mediador para que les ayude a llegar a un acuerdo. O tal vez tengan que ir a la corte para que un juez tome las decisiones. Ya sea que tus padres tomen las decisiones sobre custodia y horario de crianza (visitación) por sí mismos o con la ayuda de un mediador o juez, se tendrá en cuenta tu opinión.

Q:
Estoy muy enfadado y confundido sobre la separación de mis padres. ¿Eso es normal?
A:

La separación de tus padres puede llegar a ser la cosa más difícil con la que has tenido que lidiar. Así que es natural – y completamente normal – que experimentes algunas emociones intensas. Con el tiempo te sentirás mejor. Hay muchas cosas que te ayudarán a sentirte mejor, y hay personas que te pueden ayudar si lo necesitas.

Q:
¿Puedo hacer algo para que mis padres vuelvan a estar juntos?
A:

La mayoría de los padres se separan solo después de haber hecho un gran esfuerzo para salvar su relación. En general, su decisión de separarse o divorciarse es final. Algunos adolescentes esperan y creen que si tratan de portarse lo mejor posible podrán lograr que sus padres se vuelvan a juntar. Sin embargo, es poco probable que este plan funcione, porque la decisión de los padres de separarse no tiene nada que ver con ellos. Además de sugerir a tus padres que vayan a ver a un terapeuta matrimonial, si aún no lo han hecho, lo mejor que puedes hacer es comenzar a aceptar la situación para poder seguir adelante con tu vida.