Cómo lidiar con la situación

Previous Next

He aquí algunos consejos para otras situaciones que tal vez experimentes, como:

 

Cómo darles la noticia

 

Algunos adolescentes tienen dificultades para contarles a amigos y otras personas que sus padres se separaron. A veces se preocupan de lo que pensarán los demás. A veces creen que sus amigos pensarán que han cambiado, cuando en realidad lo único que cambió fue su familia. He aquí un par de sugerencias:

  • Tómate tu tiempo. No hace falta que le digas a nadie hasta que te sientas listo.
  • Cuéntale a un amigo por vez.
  • Elige un momento adecuado, donde sabes que tendrás unos minutos para hablar, sin preocuparte porque otras personas te escuchen o tener que apresurarte para llegar a tu clase u otra actividad.

Recuerda: Los buenos amigos estarán contentos que les dijiste, y sabrán que tú sigues siendo tú, si bien tu familia está cambiando.

 

Qué hacer con dos casas

 

El vivir parte del tiempo con un padre y otra parte con el otro puede ser un poco confuso al principio, pero también puede ser nuevo y excitante. Lo primero que tienes que hacer es organizarte:

  • Usa un calendario para saber con quién vas a estar cada día del mes. Si descubres que tu horario te impedirá realizar alguna de tus actividades, habla con tus padres para ver cómo se puede resolver el problema.
  • Haz una lista de todas las cosas que tienes que llevar contigo de una casa a la otra. Verifica la lista antes de dejar la casa, para asegurarte de que tienes todo.
  • Trata de tener algunas cosas por duplicado, como cepillos de dientes, peines y otras cosas pequeñas que siempre necesitas, para no tener que llevarlas de una casa a la otra.

Luego, haz que tu nuevo hogar te sea cómodo:

  • Pregúntale al padre que se ha mudado a una nueva casa qué puedes hacer para tener un espacio para ti mismo.
  • Muda algunas de tus cosas a este nuevo espacio, para que lo sientas tuyo.

Si tus padres tienen reglas y estilos de vida muy distintos, probablemente tengas que hacer un esfuerzo para acostumbrarte a las diferencias. ¡Es posible que incluso te lleguen a gustar! Pero si crees que no se están satisfaciendo tus necesidades, dilo. Tal vez puedan cambiar algunas cosas para que tú te sientas más cómodo.

 

Cómo permanecer conectado

 

Si uno de tus padres se ha mudado lejos, o no lo puedes ver con mucha frecuencia, tal vez lo extrañes. Aunque vivas parte del tiempo con cada padre, es normal que extrañes al padre con quien no estás. Hay muchas cosas que puedes hacer para sentirte conectado. He aquí algunas sugerencias:

  • Ponte de acuerdo en un horario regular para hablar.
  • Envíale mensajes por e-mail frecuentemente, incluso todos los días. (¡Hasta podrías escribirle cartas de verdad!)
  • Pídele a cada padre algo especial que te haga recordarlo, como una foto, y consérvala contigo.

 

Días feriados y otras celebraciones

 

Los días especiales, como cumpleaños y feriados, pueden ser difíciles al principio. Afortunadamente, hay muchas maneras de lidiar con estos momentos especiales. Tal vez puedas celebrar dos veces, una con cada padre. O tal vez puedas celebrar un feriado con un padre y el próximo con el otro padre. O alternar de un año a otro: por ejemplo, celebrar tu cumpleaños con un padre un año, y con el otro el año siguiente. Si te sientes triste por haber perdido algunas de tus tradiciones de celebración familiar, trata de crear tradiciones nuevas. Cada año trata de hacer cosas nuevas que puedas repetir el año que viene, y también el siguiente. Pronto te encontrarás con muchas tradiciones nuevas.

 

Cuando tus padres tienen otra relación

 

A medida que tus padres comiencen a seguir adelante con sus vidas, tal vez empiecen a salir. Es normal que algunos padres que vuelven a estar solteros gocen de su libertad y salgan con mucha gente distinta. Tal vez te sientas celoso y quieras que tu padre o madre sea solo para ti. O puedes sentirte traicionado, como si fuera demasiado pronto después de la separación o el divorcio para estar viendo a otra persona. Trata de ver la situación desde la perspectiva de tu padre. E intenta descubrir por qué te molesta tanto que tu padre tenga otra relación. Además, trata de no juzgar los nuevos amigos de tu padre o madre. Y de ninguna manera trates  de alejarlos de él o ella. De la misma manera que tú no eres responsable por la separación de tus padres, tampoco eres responsable por sus nuevas relaciones.

Q & A

Q:
Mis padres nunca se casaron. ¿Tendrán que pasar por el mismo proceso que los padres que están casados?
A:

Los padres que nunca se casaron o que decidieron vivir juntos sin casarse, no necesitan divorciarse, porque no hay un matrimonio que haya que terminar. Pero tienen que decidir lo que ocurrirá con sus hijos y cómo se repartirán sus bienes.

Q:
Tengo tantas preguntas sobre por qué ocurrió esto y qué va a ocurrir en el futuro. ¿Cuánto puedo preguntarles a mis padres?
A:

Si hay algo que necesitas saber, pregunta. Tienes derecho a hacer preguntas sobre lo que está ocurriendo y por qué. Si bien tienes que respetar el derecho de privacidad de tus padres, ellos tienen la responsabilidad de responder de la mejor manera posible a tus preguntas sobre las cosas que te afectan en forma directa.

Q:
Realmente creo que necesito un poco de ayuda para lidiar con esto. ¿A quién le puedo pedir ayuda?
A:

Hay mucha gente alrededor tuyo que te puede ayudar. Habla con tus padres, tu consejero escolar, tu médico de familia u otro adulto de confianza. Si ellos no te pueden aconsejar directamente, te proporcionarán remisiones a personas que sí podrán.. Y si no estás recibiendo la ayuda que necesitas, sigue pidiéndola hasta que la recibas.

Q:
¿Puedo hacer algo para que mis padres vuelvan a estar juntos?
A:

La mayoría de los padres se separan solo después de haber hecho un gran esfuerzo para salvar su relación. En general, su decisión de separarse o divorciarse es final. Algunos adolescentes esperan y creen que si tratan de portarse lo mejor posible podrán lograr que sus padres se vuelvan a juntar. Sin embargo, es poco probable que este plan funcione, porque la decisión de los padres de separarse no tiene nada que ver con ellos. Además de sugerir a tus padres que vayan a ver a un terapeuta matrimonial, si aún no lo han hecho, lo mejor que puedes hacer es comenzar a aceptar la situación para poder seguir adelante con tu vida.

Q:
¿Tengo que tomar partido, o elegir a un padre en vez del otro?
A:

No, no tienes que tomar partido. Tienes el derecho de amar y ser amado por ambos padres. Si te sientes presionado para tomar partido y te sientes atrapado en el medio de los problemas de tus padres, díselo. Ellos también pueden estar tan enfrascados en sus propios problemas que ni siquiera se den cuenta de lo que están haciendo, y cuando se percaten dejarán de hacerlo.